image Tipos y tratamientos para alopecia areata
8/3/20
Autor: Reelance

Tipos y tratamientos para alopecia areata

Las alopecias areatas son un tipo de pérdida de cabello, que afecta a casi un 2% de la población, principalmente personas jóvenes, de hecho también es muy común la alopecia areata en niños; aquí te contamos los diferentes tipos que se han clasificado, así como los tratamientos para alopecia areata que existen hoy en día y que ofrecen un mayor nivel de efectividad.

Qué es y cuales son las causas de la alopecia areata

Existen dos grandes tipos de alopecias, la cicatricial, que es aquella donde se ha presentado algún tipo de fibriosis y por tanto pérdida de folículos pilosos; y las no cicatriciales, donde se pierde grosor o se altera el funcionamiento de los folículos; estas últimas sí son potencialmente reversibles. Dentro de las no cicatriciales se tienen también varios tipos, las principales son las alopecias androgenéticas, que es el término general para la calvicie producida por factores genéticos; y el otro grupo principal son las alopecias areatas, que se generan principalmente por el sistema autoinmuney producen calvicie, súbita o gradual, en ciertas zonas del cuero cabelludo; en muchas ocasiones es un problema temporal, y también en muchos casos se puede revertir. Se tiene documentada su existencia desde hace al menos dos mil años, aunque recién en las últimas 3 décadas se ha logrado empezar a entender mejor cuales son las causas de la alopecia areata y su naturaleza. A pesar de que aún no se tiene totalmente claro su funcionamiento, se ha logrado determinar en la mayoría de casos un origen autoinmune; es decir que un error en el sistema de inmunidad de nuestro organismo, genera este malfuncionamiento de los folículos pilosos, generando este peculiar tipo de calvicie. Estudios recientes han documentado que este tipo de alopecia es más frecuente en el sexo femenino; los cálculos oscilan concluyendo que es entre 1.5 y 3 veces más frecuente la alopecia areata en mujeres que en hombres. Factores genéticos y neurológicos como la ansiedad, también se consideran posibles causas de la alopecia areata; de ahí que sea de igual forma muy común la alopecia areata por estrés. Este tipo de calvicies prematuras se pueden clasificar de la siguiente manera.

Tipos de alopecias areatas

Hay varias formas de clasificar a este tipo de calvicie, una de las principales es de acuerdo a su extensión:

  • Alopecia areata focal. Es cuando la caída de pelo, también llamada placa alopécica, se produce en una zona específica del cuero cabelludo, muchas veces circular, aunque también puede tener otras formas.
  • Alopecia areata multifocal. Es muy común también, y se manifiesta por medio de ausencia de cabello en dos o más zonas de la cabeza.
  • Alopecia areata total. Se refiere a cuando la ausencia de cabello está ya tan extendida, que ha abarcado prácticamente toda la extensión del cuero cabelludo; aunque la ausencia no sea total.
  • Alopecia areata universal. En este caso la caída de pelo es prácticamente total y se registra además también en cejas, axilas, barba, vello púbico y demás áreas donde usualmente la persona tenía pelo.

Estos tipos de alopecias también se pueden clasificar en función de su manifestación clínica:

  • Alopecia areata reticular. Cuando se registran múltiples placas alopécicas, pero con zonas de cabello entre estas.
  • Alopecia areata difusa. Es un tipo de calvicie con caída de cabello generalizada en amplias zonas del cuero cabelludo, con un patrón irregular pero agudo.
  • Alopecia areata enrocada o en placas. Coexisten mechones de pelo enrocados con placas alopécicas.
  • Alopecia areata ofiásica. En este caso la caída de pelo se registra sobre alguna línea de implantación de la cabeza en concreto, como puede ser el temporal, el cráneo frontal o el occipital.
  • Alopecia areata sisaifo o inversa. Se considera inversa a la anterior mencionada, de hecho es su palíndromo; se encuentra en todo el cuero cabelludo, con excepción de esas líneas de implantación temporo parietal piloso.
  • Alopecia areata perinevoide. Cuando la ausencia de cabello circunda a un nevus melanocítico.

Alopecia areata tratamiento

Ahora bien, aunque no existe una cura definitiva para la alopecia areta, existen algunos métodos que pueden funcionar en algunos casos; de entrada, lo primero es tratar de diagnosticar la causa que está propiciando la caída de pelo. Hay dos formas principales de tratamiento, la primera, son los tratamientos sistémicos, que se recomiendan, cuando su origen también es de este tipo; es decir, cuando la alopecia es producto de alguna enfermedad o padecimiento general, y esta se trata de una consecuencia o efecto secundario. Por otra parte, los tratamientos tópicos, están encaminados a abordar de forma específica el problema de la alopecia en cuestión, sin interferir en algún factor sistémico. En este sentido, algunos de los principales tratamientos son los siguientes:

Tratamientos tópicos para alopecias areatas

Los tratamientos tópicos, muchas veces son la recomendación de primera línea, pues su aplicación no es compleja, ya que básicamente es a través de métodos cutáneos sencillos como ungüentos o lociones, y tampoco existen riesgos secundarios graves de consideración. Algunos de los más comunes son la ciclosporina tópica, la betametasona y la antralina, también llamada ditranol, la cual se aplica a través de una fórmula con concentración de hasta el 1%, con aplicaciones diarias de 30 minutos a una hora; se consideran de efecto lento y limitado, solo efectivo en algunos casos. El minoxidil, también es una de las primeras recomendaciones, ya que se aplica con facilidad a través de una loción, y puede ser de utilidad para diversos tipos de alopecias areatas. En aquellas que no son muy marcadas, es útil, pues tan solo con el hecho de estimular el funcionamiento capilar, de forma general se fomenta el crecimiento de cabello, lo que puede cubrir o tapar esas placas alopécicas. Pero incluso en algunos de los tipos de alopecias más extendidas, también hay expertos que recomiendan su uso, ya sea porque no se pueden aplicar otros métodos, o no tuvieron éxito las infiltraciones de corticosteroides, como señala el reconocido dermatólogo Hugo Vázquez Veiga. La posología más recomendada en este caso de minoxidil, es la de 5%, como las lociones para la alopecia de Reelance. Y su aplicación suele ser dos veces al día directamente en la zona afectada.

Corticoesteroides intralesionales

En este caso, se trata de aplicaciones subcutáneas, por medio de pequeñas inyecciones en la zona afectada; no se recomienda para areatas totales o universales, y suele sugerirse en casos agudos donde no ha tenido efecto alguno de los otros remedios para la alopecia areata. Por su naturaleza, genera cierto dolor y su aplicación es cada 4 o 6 semanas, dependiendo el tratamiento y tipo de alopecia. Uno de los más comunes es el acetónido de triamcinolona.

Fototerapia

Aunque los tratamientos láser con radiación monocromática UVB han estado siendo estudiados con mayor amplitud en años recientes, aún sus resultados son limitados, no obstante que se ha conseguido obtener avances en algunos casos.

Otros tratamientos

Hace algunos años, también se llegó a experimentar con otro tipo de remedios para la alopecia areata, no obstante que hoy en día están en deshuso; por ejemplo, la inmunoterapia tópica con dinitroclorobenzeno aunque llegó a dar ciertos resultados, sus consecuencias carcinogénicas generaron su abandono; y aunque aún hay quien llega a recomendar difenilciclopropenona, su limitado efecto, en combinación con su mal olor y gran facultad para manchar la ropa, han generado que cada día se utilice menos. De igual forma otros tratamientos como el Tacrolimus y los Rubefacientes tópicos, prácticamente se han abandonado, ante la falta de evidencia científica que respalden su uso. Consulta tu médico, y prueba con alguno de los diferentes tratamientos para la alopecia areata; con un poco de paciencia y constancia, está demostrado que en muchos casos es posible, no solo contenerla, sino incluso revertirla.  

banner image